Progreso del capítulo:

Casi cualquier bróker ofrece una cuenta demo de trading para que puedas practicar en Forex antes de adentrarte con el dinero real. Si has estado estudiando el mercado Forex durante largo tiempo y crees que tienes cualidades para anticiparte a los movimientos del mercado, una cuenta demo parece una pérdida de tiempo, especialmente si pierdes una oportunidad donde estabas 100% del beneficio y dicho beneficio, de hecho, ocurrió.

Los brokers afirman que debes practicar en cuentas demo para:

  • Evitar el perder dinero con malos trades.
  • Evitar pérdidas provocadas con trades mal operados.
  • Aprender el funcionamiento del software.
  • Saber cómo reconciliar tus trades con la contabilidad y los impuestos.

Antes de escoger tu bróker, deberías echar un vistazo a lo que ofrecen, ya que cada uno cuenta con cierto aspecto u otro. Depende lo que sea más importante para ti: la gráfica, las cotizaciones, las noticias, la información acerca de tus trades, el balance de tu cuenta... algunas plataformas de trading son muy complicadas y te tomaría horas y horas el familiarizarte con ellas (TD Ameritrade Piensa o Nada, por ejemplo — es una plataforma buenísima pero terriblemente compleja).

La razón real para practicar tu trading antes de comprometer tu capital es el de atravesar un viaje honesto de autodescubrimiento. Pero no todo el mundo quiere hacerlo. Y es que uno puede descubrir que tiene un dedo inquieto y una preferencia por realizar trades impulsivos, o que tienes una especie de “parálisis analítica” — y te ves sobrepasado por interpretaciones conflictivas de las gráficas y análisis de las noticias y no puedes realizar trade alguno.

Hay dos extremos. El autodescubrimiento más frecuente es que no cuentas con un sistema de trading que incorpore reglas de gestión del dinero.

Recuerda siempre que la única razón para invertir es el tener beneficios, no para probar que tus teorías acerca del universo son correctas. Para beneficiarte, necesitas un sistema de reglas de trading que tienes que seguir de manera disciplinada, y que están específicamente diseñadas para tener más beneficios que pérdidas.

Deslizamiento

La cuenta demo ofrece una ventaja enorme frente al back-testing — y es que puede ver el deslizamiento en tiempo real. El deslizamiento muestra la diferencia entre el precio que quieres introducir para comprar o vender y el que se paga en el mercado.  Digamos’ que escoges abrir una operación y la apertura es de 1,4000. Con un back-test, el software tomará ese número como el precio de entrada real. No obstante, en el trading real, puedes llevarte tranquilamente un 1,4004. Esos cuatro puntos pueden parecer de menor importancia en cualquier trade, pero ahora piensa que a tu stop se puede ver tocado en cuatro puntos menores o mayores de los que colocaste. Ahora, tu “pérdida” es de ocho puntos. Un factor clave en mercados turbulentos puede ser el del precio saltando por encima de tu stop, con lo que sumarías otros 30 puntos de pérdida. Ahora, tendrías una pérdida de 34 puntos.

Por ello, los resultados back-tested siempre son mejores que los resultados de la cuenta demo. No eches la culpa al sistema, está en la naturaleza de la bestia y es una parte inevitable del proceso. Cuando ves un listado hipotético de beneficios de un sistema de trading por parte de un bróker, debes comprobar el deslizamiento que habrían reducido los beneficios totales. Simplemente suponiendo, el deslizamiento corta entre el 10% y el 20% de la ganancia. El sistema aún puede tener cierto valor para que lo tengas en consideración, solo sé realista con tus expectativas. Si el sistema ofrece retornos del 40%, siempre debes esperar que las ganancias que te ofrezca el sistema sean inferiores al 40%.

El pasado no es el futuro

Compres o construyas un sistema de trading, date cuenta de que los beneficios pasados que podrás ver no serán iguales a los que tendrás en un futuro. Esto se debe a que las condiciones del mercado cambian más rápidamente que la adaptabilidad del sistema. Un sistema de trading que depende del grado de tendencia que se esté marcando no se comportará correctamente en un mercado dentro del rango comercial, y viceversa. Uno de los mayores retos, sino el mayor, de los sistemas construidos en base a conceptos técnicos, es el de diferenciar entre los mercados marcando tendencia y los que se encuentra dentro del rango comercial. Cada sistema de trading basado en un software está preparado para una u otra condición, y los que intentan hacer ambas casi siempre cuentan con un alto componente de juicio humano, conocido como “discreción.”

Los consejeros expertos no siempre comunican claramente cómo están tratando el caso, si con tendencia o con rango comercial. Al utilizar una cuenta demo, lo puedes descubrir por ti mismo.

El test del ácido — audita tus resultados

Compres o construyas un sistema de trading, necesitas saber si tu stop-loss y tu target te ofrecen las ratios que buscas de ganancia/pérdida. La única forma de saberlo es con una cuenta real o con una cuenta demo. Digamos, por ejemplo, que siempre colocas tu stop en 25 puntos y tu objetivo en 45. Estos puntos reflejan la pérdida en dólares que puedes tolerar y la cantidad de ganancias que buscas en base a la pérdida.

Tu auditoría debería medir, al menos, 50 trades (aunque 100 sería un mejor número):

  1. Ratio Ganancias/pérdidas en cierto número de trades
  2. Ratio Ganancias/pérdidas en términos de ganancias/pérdidas en dólares

La mayoría de la gente se para en este punto. No obstante, deberías afinar tus stops y targets de forma automática. Deberías comprobar si se debe mejorar la ratio cambiando el stop unos 20 o 30 puntos, o cambiando el objetivo unos 40 o 50. Recuerda, no obstante, que si reduces o amplias uno de ellos o los dos, asumes que las condiciones con las que cuentas durante ese período de prueba de 50 o 100 trades se mantendrá en el futuro. Aumentar un objetivo de beneficios significa tener un rango de promedio diario más amplio de lo que habías asumido cuando configuraste el objetivo en primer lugar, y si lo mantienes ampliado a largo plazo, tendrás razones para creer que dicho rango se mantendrá.

Si estás construyendo o comprando un sistema de trading, una cuenta demo es esencial para comprobar si el sistema de trading realmente funciona. Puedes comprar consejos de trading de las más diversas formas, incluyendo recomendaciones de compra/venta en planillas. Puedes seguir a un trader particularmente astuto o perspicaz, pero a menos que puedas replicar los resultados, eso es pura palabrería. Algunos brokers ofrecen consejo por parte de “consejeros expertos” que ejecutan los trades por ti (a cambio de una tasa). Los consejeros expertos también están disponibles en las plataformas MetaTrader.

EarnForex.com ofrece consejeros expertos gratis para que pruebes en tu cuenta demo.

Invertir con una cuenta demo siempre es buena idea, pero siempre echa en falta un factor muy importante: la sensación atenazadora, y que puede infundir cierto pánico, de operar con dinero real. No cuenta con la emoción. Construimos sistemas de trading para acabar con las emociones y tenemos normas de gestión de dinero para evitar sorpresas, pero el mercado es, en cualquier caso, un súmmum de sensaciones. Invertir con una cuenta demo es, al trading real, lo que conducir un Mini Cooper en un párking es a conducir un Ferrari a toda velocidad por una carretera de montaña.

Encuesta:

1. El principal propósito de una cuenta demo es

2. Los resultados en tiempo real siempre son peores que el backtesting porque...

3. Puedes esperar los mismos resultados al invertir en una cuenta live real que al invertir en una cuenta demo, ya que los consejeros expertos acaban con las emociones.

Hecho

© 2005–2019

EarnForex.com

Design — Mart Studio

Forex trading bears intrinsic risks of loss. You must understand that Forex trading, while potentially profitable, can make you lose your money. Never trade with the money that you cannot afford to lose! Trading with leverage can wipe your account even faster.

CFDs are leveraged products and as such loses may be more than the initial invested capital. Trading in CFDs carry a high level of risk thus may not be appropriate for all investors.