Factores fundamentales detrás de las monedas principales

Todas las divisas negociadas en Forex están influenciadas por una variedad de condiciones macroeconómicas internas de sus países de origen, así como por la situación del mercado mundial. Los indicadores económicos (crecimiento del PIB, balances de importación/exportación), factores sociales (tasa de desempleo, condiciones del mercado inmobiliario) y la política del banco central de un país son los factores que determinan el valor de su moneda en el mercado de forex. Cada una de las 6 monedas principales tiene sus particularidades y aquí vamos a analizar los fundamentos que impulsan a cada una de estas monedas.

El dólar estadounidense (USD) es la moneda más negociada en el mercado de forex. También se utiliza como una medida para evaluar otras divisas y materias primas. El USD domina las reservas de divisas en poder de todas las naciones – lo que supone aproximadamente el 64% de las reservas mundiales. En términos generales, hay varios factores fundamentales que impulsan al dólar. Dado que la mayor cantidad de metales y el crudo se denominan en dólares, las fluctuaciones significativas de oferta/demanda en estos mercados tendrán un impacto inmediato en el valor de la moneda, como ha sucedido en 2008 cuando, en gran parte debido al colapso de los precios del petróleo, el par EUR/USD alcanzó los 1,60. El dólar también se beneficia de su condición de refugio seguro, ya que los inversores corren a él cuando se deterioran las condiciones económicas. Como resultado del estatus de moneda de reserva a veces el USD se beneficia de los problemas en los propios Estados Unidos. En cuanto a los factores internos, la Reserva Federal y el tipo de interés principal tienen una enorme influencia sobre la moneda. Las decisiones de la Fed sobre la tasa de referencia se ven influidas por la inflación, el empleo y el PIB, por tanto, el dólar también se ve influido por estos factores. Otros factores importantes para el USD son la balanza comercial y la deuda nacional de EE.UU. Por lo general, un déficit superior en la balanza comercial y una creciente deuda nacional reducen el atractivo de la moneda estadounidense. Sin embargo, a veces puede ocurrir lo contrario, y un déficit comercial y deuda muy altos pueden llevar a los inversores a la seguridad percibida en el dólar.

El euro (EUR) es, con mucho, la moneda más reciente entre los principales pares de divisas negociados en los mercados de Forex. Es utilizado por 17 miembros de la Unión Europea. Los factores fundamentales que mueven al euro se basan a menudo en las economías más fuertes que usan la nueva moneda común tales como: Francia, Italia y, sobre todo, Alemania. Los principales factores para la cotización del euro son la inflación de los precios al consumidor y la tasa de interés objetiva fijada por el Banco Central Europeo. Los indicadores de exportación y la tasa de desempleo de los países miembros también tienden a tener un alto impacto en el rendimiento de la moneda común, teniendo en cuenta que países como Alemania son grandes exportadores de bienes de fabricación y tecnología. Europa sigue dependiendo energéticamente del petróleo de Oriente Medio y del gas de Rusia, por lo que una mayor demanda de estos productos básicos va a tener un efecto negativo en la moneda de la UE. Otro problema para el euro es la diferencia entre sus economías, hechas evidentes por la crisis de deuda de 2011. En tiempos de problemas, resulta difícil para los líderes de la UE encontrar soluciones que beneficien por igual a las principales economías y a las más débiles. El euro se consideró una moneda de reserva alternativa al USD hasta la crisis de la deuda soberana. Desafortunadamente, los problemas con las economías periféricas de la UE minan la confianza en el euro.

La libra esterlina (GBP) es la moneda nacional del Reino Unido y los factores fundamentales que la mueven son tan complejos y variables como la propia economía británica y su influencia mundial. Londres todavía puede ser considerada como una capital financiera del mundo y su mercado de materias primas juega un papel fundamental en las tendencias de la GBP. La inflación y el PIB tienden a influir en la libra en mayor grado, mientras que el mercado de la vivienda también es importante para la moneda de Gran Bretaña. Recientemente, la economía del Reino Unido estaba mostrando señales de debilidad constante, lo que reduce el atractivo de la libra. A pesar de ello, los traders utilizan a veces la libra como una alternativa para el euro en tiempos en que los problemas de la Unión Europea se vuelven demasiado graves. La GBP también tiende a verse influencia por eventos políticos, incluidos las elecciones. Por lo general, la moneda reacciona negativamente a los eventos que causan incertidumbre, como las elecciones parlamentarias de 2010 que dieron lugar a un parlamento sin mayoría.

El yen japonés (JPY) es la moneda más fuerte y, con mucho, la más negociada en el mercado asiático. La economía de Japón se orienta principalmente hacia las exportaciones industriales. El JPY es muy valorado por los traders como una moneda más segura en períodos en que el sentimiento de aversión al riesgo se instala en los mercados, pero también es utilizada por los carry traders en tiempos de apetito de riesgo. Las bajas tasas de interés de Japón permiten que dichos traders puedan pedir prestada la moneda e invertir luego en países con tasas más altas. La proximidad y las tensiones de Japón con China a veces tienen un gran impacto sobre el yen. Los problemas para el JPY son devaluación constante en Japón y las intervenciones del banco central de la nación. El Banco de Japón está preocupado de que la excesiva apreciación del yen (y la moneda de Japón tiende a subir mucho en la actualidad debido a la incertidumbre económica) pueda perjudicar a la economía exportadora del país y, como resultado, hace intentos constantes de debilitar la moneda japonesa. La deflación ha afectado a Japón a principios de 1990, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en 1980, y sigue siendo una de las mayores amenazas para el futuro de Japón. El creciente número de personas mayores en comparación con los jóvenes, así como el aumento de las preocupaciones sobre el futuro, hace que para el gobierno sea difícil hacer frente a la deflación.

Suiza es un pequeño país situado en los Alpes europeos, sin embargo, su fuerte afluencia de dinero y su comercio internacional hicieron alfranco suizo (CHF), una de las principales monedas negociadas en Forex. El franco es otra moneda preferida en tiempos de aversión al riesgo ya que la robusta economía de Suiza y sus enormes reservas de oro (las reservas del país son las séptimas más grandes del mundo a pesar del pequeño tamaño de Suiza) se suman a la credibilidad de la moneda. Al igual que el JPY, el CHF sufre de constantes intervenciones del banco central. El Banco Nacional de Suiza ha llegado tan lejos como a vincular el CHF al EUR el 6 de septiembre de 2011, creando así presión a la baja constante de la moneda.

El dólar canadiense (CAD) se considera una “moneda de materias primas”, ya que la economía de Canadá está impulsada por las exportaciones. La mayor parte de las exportaciones de Canadá se venden a EE.UU, por lo que la economía de Canadá y su moneda dependen de la economía de su vecino del sur. El principal producto de exportación es el petróleo crudo y el CAD también depende de los movimientos de precios del crudo. El crecimiento económico mundial, y el consiguiente avance de los productos básicos, tienden a hacer al CAD atractivo para los inversores. Por otro lado, los problemas con la economía global y doméstica pueden pesar en el CAD.