El uso de control de cambios para promover la estabilidad económica

I. Introducción

El Control de cambio es una medida oficial del gobierno que se toma para proteger tanto el valor de la moneda local como las reservas internacionales de un país mediante la restricción de la compra y venta de divisas.[i] El Control de cambio es una intervención oficial del mercado de divisas, en la que los mecanismos normales de oferta y demanda, quedan total o parcialmente fuera de operación y en su lugar se aplica una reglamentación administrativa sobre compra y venta de divisas. En un control de cambio se imponen un conjunto de restricciones tanto cuantitativas como cualitativas de una entrada y salida de cambio extranjero.

Artículo XIV del Fondo Monetario Internacional permite el régimen transitorio por el cual un país puede imponer el control de cambios.[ii] El FMI lo permite con la condición de que el país trate de mover para crear acuerdos comerciales y financieros que faciliten los pagos internacionales y, finalmente, promueven un sistema estable de tipos de cambio. Sin embargo, el FMI ha realizado investigaciones que demuestran que los controles de cambio pueden tener un impacto negativo en el comercio internacional.

A menudo, los controles de cambio pueden provocar la creación de mercados negros para cambiar una moneda débil a una moneda más fuerte. Esto lleva a una situación en la que el tipo de cambio de la moneda extranjera supera el tipo de cambio establecido por el gobierno, y por lo tanto se crea un mercado de cambio sumergido.

II. Control de fuga de capitales

Los países utilizan los controles de divisas en un intento por frenar la fuga de capitales. La fuga de capitales se refiere a una situación en la que hay movimientos de fondos a través de fronteras que son lo suficientemente significativos para afectar a las economías nacionales.[iii] La fuga de capitales es más probable cuando los tipos de cambio del país son volátiles. Los titulares de la moneda más débil quieren cambiarla por otra más estable. La fuga de capitales también puede producirse en una escala mayor donde las salidas de capital importantes son causadas por una disminución en la percepción de rentabilidad de los activos en ese país, o un aumento en el riesgo de mantener esos activos. Los líderes de los países afectados por la fuga de capitales están preocupados de que las salidas impactan de forma negativa en sus economías que a menudo necesitan la inversión en sus infraestructuras. Sin embargo, los controles de cambio son a menudo ineficaces en la prevención de la fuga de capitales. Los controles a menudo conducen a una mayor demanda de monedas extranjeras estables. Además, los controles cambiarios pueden erosionar la confianza en una moneda que ya maltratada.

III. Diferentes métodos de controles de cambios

Hay un número de diferentes tipos de control de cambios. Algunos tipos de controles pueden incluir:

  1. Racionamiento de Divisas. Mediante el control de la cantidad de divisas disponibles para el intercambio, los gobiernos pueden influir en las fuerzas de la oferta y demanda y mantener el cambio a un ritmo mayor que el mercado dicta.[iv]
  2. Tipo de Cambio Fijo. Un gobierno fija el tipo de cambio, ya sea por encima o por debajo de precio del mercado. Esto ayuda a prevenir las fluctuaciones de cambio volátiles, ayudando a controlar la oferta de moneda local.
  3. Cuentas Bloqueadas. Los gobiernos promulguen reglamentos que impidan a los extranjeros retirar fondos de las cuentas bancarias locales. Además, los gobiernos pueden exigir que los partidos nacionales depositen fondos para los pagos al exterior en cuentas designadas. De ese modo los gobiernos pueden controlar el flujo de capital y evitar la salida de dinero del país.
  4. Régimen de Cambios Múltiples. Los gobiernos utilizan diferentes tipos de cambio fijos para transacciones del capital y la cuenta corriente.[v] Para cada grupo de operaciones, de oferta o demanda, se fija un tipo de cambio: tipos preferenciales, más favorables, para determinadas exportaciones y entradas de capital y para determinadas importaciones y salidas de capital; y tipos no preferenciales, para las restantes operaciones. Este sistema se ha aplicado y se aplica aun no sólo en función de objetivos cambiarios o de balanza de pagos, sino como instrumento de la política económica en general.[vi]

IV.Certificados de divisas como proxy para moneda local

Certificado de divisas es un tipo de moneda. A menudo se utilizan como sustitutos de la moneda extranjera, cuando el control de cambios se realiza. El tipo de cambio de los certificados puede ser más alto o más bajo que el tipo del mercado libre. La Unión Soviética, China y Alemania Oriental utilizaron certificados de divisas en el pasado. Hace poco tiempo, Birmania votó a favor de poner fin a la utilización de certificados de divisas.[vii]

V. Uso de los certificados de divisas en China

El Banco de China requerió el uso de certificados de divisas durante los años 1980 y 1990. El uso de los certificados se interrumpió en 1995. Durante ese período, los extranjeros no podían utilizar la moneda china local. Los certificados sólo podían ser utilizados en ciertas tiendas y restaurantes designados. [viii] Como resultado, los lugares para estranjeros se limitaron drásticamente.

El reglamento que creó el régimen cambiario específicamente prohibió cualquier trato privado o especulación de los certificados.[ix] Como era de esperar, el mercado de cambio de divisas ilegal se levantó. Los locales querían tener acceso a los certificados para comprar bienes extranjeros de lujo, tales como cigarrillos y licores americanos, y los extranjeros querían tener acceso a los restaurantes y tiendas. La proliferación del mercado negro de divisas, así como la mayor disponibilidad de las marcas extranjeras de lujo importados en China, en última instancia condujo a la desarticulación del sistema de certificados de divisas.

VI. Controles de cambio en Sudáfrica

Sudáfrica tiene una larga historia de control de cambios, pero comenzó a promulgar los controles en serio, como resultado de la fuga de capitales en 1960.[x] Más recientemente, Sudáfrica promulgó un sistema con dos tipos de divisa. Hubo dos períodos de uso del rand financiero y el rand comercial. El primer período fue entre 1979 y 1983. El segundo período fue entre el septiembre de 1985 y el marzo de 1995. Este segundo periodo fue durante un período controvertido en la historia de Sudáfrica, como el rand financiero fue reintroducido en respuesta a la imposición de las sanciones económicas de las Naciones Unidas. Las sanciones fueron impuestas por el régimen del apartheid continuo en el país.

En 1985 el gobierno sudafricano incumplió una gran parte de sus obligaciones internacionales de deuda. Al mismo tiempo, el gobierno promulgó la ley de control de cambios. Las inversiones en el sur de África por parte de extranjeros sólo podían ser vendidos para rand financiero. El gobierno puso limitaciones en el intercambio de rand financiero para las monedas extranjeras. Había un sistema de intercambio de rand de doble tipo, con el tipo de rand comercial establecido por las transacciones en cuenta corriente, mientras que el tipo financiero fue establecido por las transacciones en cuentas de capital. El sistema de cambio dual se concluyó en marzo de 1995.

VII. CADIVI en Venezuela

Venezuela también ha promulgado varios tipos de controles de cambio. La Comisión de Administración de Divisas Divisas (CADIVI) es la organización gubernamental que controla el intercambio de divisas en Venezuela.[xi] CADIVI fue creada en el año 2003 en respuesta a una huelga de dos meses que intentó derrocar al gobierno encabezado por el presidente Hugo Chávez. La industria petrolera estatal era la principal industria afectada por la huelga, ya que el PIB de Venezuela cayó por 37% durante los primeros meses de 2003.[xii] Se ha estimado que la huelga le costó a la industria del petróleo de alrededor de $13 mil millones.

Bajo las regulaciones promulgadas por el gobierno de Venezuela, PDVSA, empresa petrolera nacional, debe vender sus divisas al Banco Central. PDVSA es un exportador importante para el país. Se estima que PDVSA transferirá $41.5 mil millones al Banco Central en 2013. Sin embargo, parece que los controles de cambio no han tenido éxito. A pesar de los controles de cambio, de aproximadamente $33000 millones fluyeron de Venezuela en 2011.[xiii]

En 2008, el gobierno de Chávez creó una nueva moneda llamada el bolívar fuerte, (bolívar) y fijó la moneda a una tasa más alta frente al dólar. Esto creó una escasez de divisas, ya que la confianza en el bolívar se redujo, y las divisas, especialmente el dólar de EE.UU., fue en una mayor demanda. Los controles de cambio han dado lugar a un mercado negro de moneda extranjera. El gobierno venezolano ha respondido recientemente por la celebración de las subastas de dólares a los importadores, a fin de evitar el deterioro del bolívar en el mercado negro.[xiv] El tipo de cambio oficial de las subastas fue de 6.3 bolívares por dólar, frente al tipo del mercado negro con 23,5 bolívares por dólar. Las subastas tuvieron el efecto de debilitamiento del bolívar por un 32%, lo que resulta en pérdidas para las empresas extranjeras, como Pfizer y Blackberry que operan en Venezuela. [xv]

Conclusión

Hay muchos métodos de controles de cambio. Los países tienen diferentes razones para la imposición de controles cambiarios, incluyendo intentos de impedir volátiles oscilaciones del tipo de cambio de divisas, y para detener la marea de la fuga de capital. A menudo, los controles cambiarios aparecen como resultado de la creación de mercados negros para monedas estranjeras y, en última instancia, llegan a ser ineficaces para evitar la fuga de capital. Aunque los controles cambiarios pueden funcionar a corto plazo, a menudo pueden afectar negativamente a las economías nacionales a largo plazo.