El Mercado de Forex y Sus Tres Elementos Distintivos

Aunque hay muchos elementos distintivos del mercado Forex, se puede destacar los tres para ayudar a los operadores novatos entender exactamente cómo funciona el mercado de divisas. Estos elementos distintivos son los que cada operador novato debe saber mucho antes de hacer su primer comercio. El sistema de Forex es el único creado para abarcar todo el globo. Puede ser difícil de interpretar y aún más difícil de operar con el éxito. El primer paso para convertirse en el operador exitoso es comprender cómo funciona el sistema. Antes de siquiera pensar en abrir una cuenta de Forex, asegúrese de estar familiarizado con tres elementos distintivos del mercado de divisas: geográfico, funcional, y los participantes.

Elemento Geográfico

Forex es el mercado enorme que abarca todo el globo. Este es un mercado que se extiende de América del Norte a Europa, a China, y detrás. No hay zona no abarcada lo que hace el mercado tan popular. Aquí, en el mercado Forex, hay algo para cada individuo. Este mercado funciona 24 horas al día que resulta aún más atractivo para los inversores. No importa a qué hora del día Usted quiere operar, siempre habrá alguien operando en algún lugar distante del mundo. Aunque trading de Forex abarca todo el mundo, las bolsas principales son Singapur, Hong Kong, Tokio, Bahrein, Londres, Nueva York, San Francisco y Sydney. El elemento geográfico del mercado de divisas puede ayudarles a novatos darse cuenta del tamaño y volumen del Forex. Es simplemente incomparable en su volumen y tamaño lo que le hace un poderoso instrumento para los inversores en cada rincón del mundo.

Elemento Funcional

El mercado de Forex permite transferir poder adquisitivo entre países. Cuando las operaciones se realizan, los socios están convirtiendo sus ingresos de divisas en su moneda nacional. Cuando el poder adquisitivo de un país es fuerte, el poder adquisitivo del otro puede ser más débil. El mercado Forex funciona también para obtener y otorgar créditos para el comercio internacional y para evitar un desastre del curso de cambio. Cuando se trata del comercio internacional, el Forex resulta útil porque ayuda a la circulación de mercancías entre los países y ofrece los créditos para financiarles.

Participantes

Hay dos partes principales del mercado de divisas. La primera parte es el mercado interbancario, lo que a menudo se llama el mercado mayorista. Y la segunda parte es el cliente, llamada el mercado minorista. En estas dos categorías son aproximadamente cinco tipos de participantes. El primer tipo de participantes consiste de los concesionarios bancarios y no bancarios que compran a precios de oferta y venden a precios de venta. Esto generalmente ayuda a la eficiencia del mercado. Lo interesante a notar es que operando con divisas, los bancos obtienen hasta el 20% de sus ganancias.

El segundo tipo está formado por los individuos, y empresas comerciales y de inversión. Este grupo se compone de los importadores, exportadores, turistas y otros inversores de cartera. Utilizan el mercado para ayudarles a invertir. Muy a menudo estos participantes utilizan el Forex para hacer una inversión de cobertura, que les permite reducir su riesgo.

El tercer tipo de participantes son los que intentan de beneficiarse del mercado de divisas – especuladores y arbitrajistas. Tal gente gana dinero para sí mismo. Están actuando en su favor e interés. Buscan la tasa de cambio rentable a fin de beneficiarse y por supuesto con el menor riesgo posible involucrado. A veces los bancos grandes forman la parte de este grupo.

Asimismo, en el Forex participan los bancos centrales y tesorerías. Lo usan para cambiar el valor de su propia divisa, o al menos intentar hacerlo. Esto es algo que hacen con reservas. Beneficiarse no es su motivo, sino influir en el mercado. Quieren que el valor de su moneda nacional trabaje a su favor.

Los brokers de Forex son el último de cinco grupos involucrados en el elemento de participación de Forex. Son los que falicitan el trading, pero no son socios en la transacción. Ellos suelen cobrar una tarifa por sus servicios, que a menudo está basándose en una escala de comisión. Se consideran como mediadores entre grandes operadores.