Cuentas Prácticas De Forex — ¿Si Son Las Cuentas Demo Realmente Una Buena Cosa?

Cuentas Prácticas Gratuitas de Forex son un servicio que por algunos es todavía amado y odiado por otros, ¿por qué es esto así? ¿Sin duda lo es que una cuenta práctica gratuita puede ser nada más que una buena cosa?

No es exactamente así, tiene sus beneficios, pero también tiene sus inconvenientes, en este artículo vamos a examinar los pros y los contras de este tipo de cuenta.

Vamos a empezar por mirar en la cuenta práctica. Para los que no sepan, la cuenta práctica gratuita hace exactamente lo que dice en la lata, se le permite practicar las operaciones de cambio de forma gratis, suena muy bien para un trader novato y en muchos sentidos lo es.

Los intermediarios que ofrecen una cuenta práctica gratuita de forex lo hacen para ayudar a las personas interesadas en Forex, no hay nada malo en ello, ya que existen para ampliar el número de operadores en el mercado y en su plataforma. También es una gran manera para que el nuevo operador comienza a aprender el comercio de divisas.

El comercio de divisas no es un simple click y vaya experiencia, varios corredores han introducido sin plataformas volantes con bajos depósitos mínimos para obtener el comerciante comenzó virgen y uno o dos han dado un paso más y permitió a la gente a abrir una cuenta de práctica libre donde se puede empezar comercio con dinero ficticio hasta que tenga la confianza y el conocimiento para arriesgar su propio dinero duramente ganado.

Eso es donde está el problema principal de la cuenta práctica, en ser capaz de aprender el mercado de divisas y las funciones y clave del comercio sin arriesgar un centavo! Sin embargo, esto no siempre es bueno.

El comercio con dinero 'virtual' de repente baja el riesgo, en realidad el riesgo es inexistente y cuando usted tiene un infinito creer de hacer dinero esto significa que pueden ser más propensos al riesgo en los oficios que usted sabe que no debe y no va hacer en el mundo real. Esto puede engañar a una falsa sensación de seguridad.

Digamos que usted hace en riesgo extravagante con el dinero de la práctica y se sale, por hacer otro gran riesgo y que se desprende también, todo de repente, su confianza está en marcha y usted siente que puede empezar a jugar con su propio dinero y asumir riesgos no calculados.

El mercado de divisas se ha convertido de repente muy, muy atractiva, si se puede hacer tanto dinero en el área de práctica, imagina bien ¿que sería si estuviera utilizando dinero real? Aquí es donde las cosas van mal, a continuación, seguir adelante y abrir una cuenta de Forex real y depositar su propio dinero.

Su confianza está en marcha y te sientes como si supieras lo que estás haciendo. Usted hace un oficio arriesgado con su propio dinero y no lo consigue, pronto su carrera Forex ha terminado y usted está sentado mirando una pérdida significativa, parece que cuando su propio su "real" dinero, la práctica que recibió con dinero virtual no contaba para nada.

Por supuesto, si usted toma las cosas con calma y con cuidado se puede evitar esto y convertirse en un empresario de éxito, pero usted tiene que tener esa autocontrol. Cuentas de la práctica son muy útiles, pero sólo si se realizan las operaciones tal y como lo haría si era dinero real. Nunca realice una operación en una cuenta de práctica que no haría con su propio dinero!

Para ayudar a evitar esto varios corredores ahora ofrecen mini-cuentas con depósitos de sólo $25. Esto es sigue siendo una cuenta práctica de todos modos solo con depósitos bajos, sin embargo, es todavía su propio dinero en efectivo por lo que son más propensos a hacer operaciones reales y no arriesgar grandes operaciones de tiempo.

En Investawise creemos que esta es la mejor opción, seguro usar una cuenta práctica gratis durante una semana o dos, mientras que usted aprende los fundamentos de las operaciones de cambio, pero a continuación, abrir una cuenta y comenzar con fondos bajos, nunca saltar los dos pies por primera vez en el comercio de divisas, el éxito viene de la paciencia, el conocimiento y la disciplina.